Buscar
  • Lucía Gonçalves

La nueva vida de dos Ingenieros Agrónomos en Nueva Zelanda

Actualizado: sep 15

Valentín Panizza y Victoria Rodríguez son una pareja salteña que llegaron a Nueva Zelanda en 2019.

Ambos son Ingenieros Agrónomos y trabajan en un tambo en la Isla Sur de Nueva Zelanda.


A continuación te contamos sobre su nueva experiencia de vida en Nueva Zelanda y cuáles son sus planes a futuro.


¿Cómo surgió la idea de venir a Nueva Zelanda?


Siempre tuvimos la idea de salir del país después de recibirnos, Vicky quería ir a Australia y yo a Nueva Zelanda porque queríamos vivir nuevas experiencias sobre trabajo de campo, en especial con todo lo que tiene que ver con tecnologías que se usan y los sistemas de producción. Estuvimos charlando un buen tiempo sobre eso y al final nos decidimos por Nueva Zelanda ya que había bastante información, no solo en Internet sino que yo tenía conocidos y amigos que ya habían venido o estaban en Nueva Zelanda, por lo que decidimos Nueva Zelanda para empezar y después veremos el tema de Australia.


¿Cómo se prepararon para esta nueva experiencia?


No fue fácil ya que no todo resultó como lo planeamos. Estuvimos mucho tiempo leyendo artículos, blogs, preguntando a conocidos, pidiendo contacto de más personas que ya estaban en NZ y teníamos todo pronto con respecto a las fechas. El tema fue que cuando aplicamos a la Working Holiday Visa solo yo pude sacarla, Vicky no tuvo suerte.


Esto hizo replantearnos la situación ya que pensamos tanto en que íbamos a venir los dos y en ese entonces no íbamos a poder que incluso pensamos en otras posibilidades como Australia pero Vicky no tenía inglés que era un requisito, también en Suecia ya que ese año (2018) abrieron cupos de WHV pero no existía mucha información al respecto.


Al final decidimos que yo me venía con Working Holiday y le conseguía un trabajo a Vicky. Ella terminó viniendo con visa de turista, aplicó a la Work Visa desde acá y tuvimos suerte que salió todo bien.


¿Cómo es su nueva vida en Nueva Zelanda?


Por ahora estamos pasando muy bien pero todavía nos estamos adaptando con el tema de las responsabilidades, el trabajo y la casa. Acá se trabajan muchas horas pero por suerte es un trabajo que nos gusta y podemos disfrutar a pesar de a veces llegar cansados.


Nos sentimos muy cómodos con la vida que llevamos, aprendimos a independizarnos, por suerte hicimos muy buenos amigos por lo que cada tanto podemos juntarnos a tomar mate y comer un asado. Y por supuesto en nuestros días libres salimos a pasear y disfrutar los lugares que hay para ver y recorrer.


¿Qué pueden contarnos sobre la forma de trabajar en el campo en Nueva Zelanda?


La forma de trabajar acá es muy interesante, si bien como mencionamos recién se trabajan muchas horas, tienen un sistema intenso de producción manejado en parcelas chicas con cambios de parcelas dos veces por día (después de cada ordeñe). La mayoría del año se ordeña dos veces por día.


También utilizan riego con pivots en casi todos los potreros, las instalaciones son modernas, los servicios de fertilización, siembra y transporte son muy accesibles. Por lo tanto todo funciona a otro ritmo, no hay necesidad de esperar a tener muchos animales para contratar un flete o tener muchos potreros para fertilizar para llamar al camión. Aunque tengas dos vacas viejas para mandar al frigorífico llamás y te mandan un camión (y con zorra por las dudas jaja). Los dueños tienen una mentalidad más empresarial, si tienen que invertir ellos invierten por lo que podés llegar a ver cosas nuevas e interesantes.


¿Cuáles son sus planes a futuro?


Nuestra idea es quedarnos un tiempo ya que nos gustaría ahorrar bastante dinero y aprovechar estas oportunidades de aprender y conocer tecnologías y sistemas de producción que difícilmente podamos ver en Uruguay. Queremos seguir creciendo profesionalmente para luego volver a Uruguay y tener algo propio allá.


¿Qué consejo le darían a aquellos que están pensando venir a NZ?


Primero que aprendan inglés ya que les va a facilitar la comunicación y les va a servir para solucionar cualquier problema. Después que traten de conseguir la Working Holiday Visa ya que es arriesgado venir como turista, además que puede costar más conseguir un trabajo y por lo que hemos visto es muy caro vivir si no se tiene un trabajo. Además de que con la WHV pueden cambiarse de trabajo con total libertad.


Por último, que aunque vengan con la idea de ahorrar no dejen de disfrutar y salir a pasear ya que los paisajes que se ven acá difícilmente los puedas encontrar en otro lugar.

¡Si te gustó este artículo no olvides compartirlo!


Si estás en Nueva Zelanda y te gustaría contarnos tu experiencia en el país no dudes en escribirnos :)

4,189 vistas

¡Seguime en Instagram! @enelpaisdelanubeblanca

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

© 2016 by En el país de la Nube Blanca